El diseño de envases de cartón mira hacia el mañana

Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp

Las últimas innovaciones en diseño de envases de cartón se orientan a crear envases que garanticen la seguridad y disponibilidad de los alimentos al tiempo que protejan el planeta.

 

Un trabajo de 2019, el informe  ‘Otro consumo para un futuro mejor, nuevas economías al servicio de las personas y el planeta’, elaborado por OCU y el Foro NESI de Nueva Economía e Innovación Social, revelaba que el 75% de los consumidores españoles ya están tomando sus decisiones de compra a partir de criterios éticos y de sostenibilidad. Es decir, que hay un tipo emergente de consumidores que se siente corresponsable del cuidado del planeta en el que habita y trata de trasladar ese compromiso ético y ambiental a sus compras.

 

La sostenibilidad adquiere, así, un peso notable como factor de consumo. Una tendencia que se hace especialmente patente en el sector de la alimentación y que tiene un alto impacto no solo sobre los propios alimentos, sino también sobre el diseño de envases de cartón  y demás materiales que los contienen.

 

Como consecuencia, la industria del envase se encuentra en una nueva etapa de su evolución. Tras varios años poniendo el foco en lograr envases que fueran seguros y preservaran las propiedades y sabor de los alimentos, la nueva prioridad de los fabricantes es (sin dejar de lado las anteriores) es lograr envases que además sean respetuosos con el planeta.

 

Este cambio de paradigma supone que, además de las citadas exigencias de practicidad, comodidad y seguridad para los alimentos, los envases del futuro deberán responder a las nuevas necesidades medioambientales. Y para ello es fundamental que no contribuyan a la emisión de gases de efecto invernadero ni al agotamiento de los recursos fósiles.

 

Los expertos identifican tres vías que permitirían a los envases  cumplir con esas premisas:

  • Estar fabricados íntegramente con materiales renovables o reciclados.
  • Ser reciclables y neutros en emisiones de carbono.
  • Contribuir a la reducción del desperdicio alimentario.

 

Es la hora de pensar en el diseño de envases de cartón

En ese camino hacia la sostenibilidad total de los envases, el cartón avanza con paso firme. La aparición, en la década de los 50, de los primeros envases de cartón para leche de la compañía sueca Tetra Pak significó una revolución para la industria. Los nuevos envases no solo conservaban a la perfección y durante más tiempo los alimentos, sino que facilitaban enormemente su transporte y almacenaje.

 

Hoy los envases de cartón siguen siendo fundamentales para la industria alimentaria, y por razones parecidas a las de entonces. Solo que a sus cualidades para garantizar la seguridad y disponibilidad de la comida, el cartón suma hoy otra virtud muy importante en el actual contexto:  su reciclabilidad. Se estima que por cada tonelada de cartón que se recicla se ahorran 140 litros de petróleo, 50.000 litros de agua y 900 kilos de dióxido de carbono (CO2) en relación a los que requeriría fabricar una tonelada de cartón nuevo.

 

En el caso de los envases de cartón para alimentos, estos  contienen en su composición algunos elementos de más difícil recuperación como aluminio o plástico de origen fósil. A día de hoy, el concurso de este tipo de materiales sigue siendo necesario debido a algunas de las propiedades que presentan y que permiten, por ejemplo, proteger a los alimentos de la acción de agentes externos como el aire o la luz. Si bien la tendencia de la industria es ir sustituyendo paulatinamente este tipo de elementos por otros de más fácil reciclado a medida que los avances en innovación y tecnología lo hagan posible.

 

Retos del sector del envase

Con ese horizonte, las compañías trabajan en el desarrollo de nuevas soluciones que incrementen la capacidad de reciclaje de sus envases. Un ejemplo de ello es un proyecto de Tetra Pak que, por medio de un tratamiento químico, logra transformar el polietileno y el aluminio de sus envases en aceites pirolíticos con los que posteriormente se pueden obtener plásticos reciclados. La compañía sueca ya había comenzado a utilizar polímeros de origen vegetal procedentes de caña de azúcar con certificación Bonsucro. Su objetivo es que  a finales de 2021 este tipo de envases representen el 25% de sus ventas totales.

 

Las empresas de fabricación de envases de cartón afrontan el futuro con numerosos desafíos por delante, como incrementar el mix de material reciclable en sus procesos de fabricación, reducir la huella de carbono de sus procesos o evolucionar hacia modelos cada vez más circulares. En este sentido, según datos auditados por Ecoembes, en España se recuperan cerca del 84% de los cartones para bebidas. Unas cifras que alimentan las posiblidades de futuro del cartón y sirven para poner en valor a un tipo de envase renovable, compostable, reciclable y biodegradable.

 

Fuentes:  elpais.com y elconfidencial.com

 

Otras noticias que pueden interesarte