Finanzas sostenibles

para una Economía circular

Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp

Publicado por 

La organización Zero Waste Europe destaca, en su informe ‘Financiación Sostenible para una Economía Circular de Cero Residuos’, la importancia de la financiación sostenible para una economía circular de cero residuos en la recuperación post-COVID-19 y aborda la falta de claridad en torno al concepto de una Economía Circular de Cero Residuos, que a menudo ha estado dominada por la agenda empresarial.

El documento, publicado en diciembre de 2020, proporciona una serie de criterios sobre las actividades que según sus autores deben ser incluidas y priorizadas en la Taxonomía de Finanzas Sostenibles de la UE, dados sus beneficios sociales, económicos, climáticos y ambientales. Y considera que tecnologías como la incineración de residuos con recuperación de energía, el reciclado químico o los combustibles derivados de residuos para su uso en cementeras son «soluciones falsas» y «altamente contraproducentes» para lograr las metas y objetivos de la financiación sostenible.

 

Mariel Vilella, directora de Estrategia Global de Zero Waste Europe y coautora del informe, afirma que “la economía circular de cero residuos es una inversión sólida para la financiación sostenible”. Considera que los nuevos modelos de negocio de cero residuos y las iniciativas públicas en esta misma línea “muestran que la inversión en los niveles superiores de la jerarquía de residuos -prevención, rediseño, reutilización, reciclado y compostaje- ofrece un rendimiento mucho mayor en la creación de empleo, la recuperación económica y la resiliencia que las alternativas industriales convencionales de final de proceso”.

 

Por su parte, Neil Tangri, director de Ciencia y Política de la Alianza Mundial para las Alternativas a la Incineración (GAIA) y coautor del informe, añade que «la UE puede desempeñar un papel visionario alentando a otras instituciones financieras internacionales y organismos de ayuda a cumplir las normas de la economía circular de cero residuos».

 

Fuente: Residuos Profesional