La recuperación de las empresas

pasa por el camino de la economía circular

Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp

Publicado por 

La salud y la sostenibilidad ganarán peso como factor de decisión en la compra tras el Covid-19, según un estudio realizado en mayo por Accenture en 15 países, entre ellos España. La previsión es que estas nuevas pautas se mantengan tras la recuperación.

Los datos muestran que los consumidores dedican más tiempo que antes a su cuidado personal, tratan de reducir su desperdicio alimentario y adoptan un criterio de consumo más basado en el factor salud y seguridad, con un crecimiento notable de las compras de proximidad.

 

Por todo ello, las compañías aceleran la implantación de estrategias circulares como alternativa al tradicional modelo económico lineal. En este sentido, los fondos europeos para la recuperación ofrecen una oportunidad y los criterios de sostenibilidad estarán muy presentes en la gestión de los mismos. En línea con la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), el agotamiento de los recursos naturales hace evidente la necesidad de adoptar un modelo productivo más responsable y sostenible.

 

Las empresas y los consumidores están cada vez más familiarizados y comprometidos con el concepto de economía circular, que va más allá del reciclaje y supone una transformación radical del modelo de negocio de muchas compañías. Pone el foco en el aprovechamiento de los recursos y la reducción del uso de materias primas en un modelo basado en la prevención, la reutilización, la reparación y el reciclaje como alternativa al tradicional modelo económico lineal, caracterizado por el ciclo de extracción, producción, consumo y eliminación.

 

“La situación provocada por el Covid-19 nos ha dado claridad para ver que hay tres cosas verdaderamente importantes: las personas, los productos y la sociedad”, comentó Vanessa Prats, vicepresidenta y directora general de Procter & Gamble (P&G) en España, en el encuentro organizado por Expansión y publicado el 26 de noviembre. Prats hizo hincapié en la importancia de las alianzas y las redes de colaboración entre grandes compañías, start up, instituciones y el mundo académico para lograr avances. “Las empresas tenemos que asumir el liderazgo de la economía circular e integrarla dentro de nuestra operación”, aseguró.

 

En la misma línea, Óscar Martín, consejero delegado de Ecoembes, manifestó que “la educación es una de las principales palancas para la transición del modelo económico de lineal a circular, y tanto las empresas como la Administración debemos apostar decididamente por ella”. Por su parte, Jerome du Chaffaut, director general de Unilever, puntualizó que la economía circular no ha cambiado tras la pandemia pero sí se ha acelerado en la estrategia y añadió que las compañías que apuestan por la economía circular “pueden acceder a mucho más talento”.

 

Por último, Jorge Villavecchia, director general de Damm, recalcó la importancia de la financiación para el desarrollo de la economía circular e incidió en que España tiene una gran oportunidad en los fondos para la recuperación: “El dinero está disponible, pero debemos ser capaces de presentar proyectos sólidos, y la colaboración entre distintos agentes es fundamental para conseguirlo”.

 

Fuente: Expansión

Otras noticias que pueden interesarte